Bandera España USA Flag


The "Fotingos" in Havana

Ford A. Un poco de historia.

El Ford A es un automóvil producido durante la primera mitad del siglo XX. Fue el segundo gran éxito de la marca tras su predecesor, el Ford T. Fue producido por primera vez el 20 de octubre de 1927.

Reemplazó al famoso Ford T, que había estado 18 años en producción. El nuevo Ford A fue designado nuevo modelo en 1927, y estaba a la venta en varias combinaciones de colores, según modelos, ninguno de ellos el negro. En años posteriores se fueron aumentando y cambiando estos colores y el negro fue incluido en algunos modelos. Los guardabarros de todos los modelos y durante toda la producción del Ford A siempre fueron pintados de negro.

Cuba y la palabra “Fotingo”.

Los cubanos llamamos a los automóviles del siglo pasado "fotingos", pero es interesante saber el por qué, ya que la palabra no existe en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

En 1908, la Ford Motor Company de los Estados Unidos sacó su famoso Ford Modelo "T". Desde el punto de vista técnico el Ford Modelo "T" incorporó la modalidad del sistema de tres pedales: embrague, freno y acelerador. La publicidad de la Ford describía la novedad como el sistema de "foot it and go", es decir, pisar y arrancar.

Los primeros automóviles arribaron a Cuba en 1899 y eran de fabricación francesa, pero cuando el modelo Ford llegó al país se hizo popular y los criollos comenzaron a usar la palabra "fotingo" (cubanizando la frase "foot it and go") para designar al modelo "T" de la Ford. También le llamaban "tres patas" (embrague, freno y acelerador).

Pasear en un “Fotingo” por la Habana.

Al pasar de las décadas la gran mayoría quedó inutilizable. Hoy después de casi un siglo de creados es un lujo dar un pase en un “Fotingo”. En cuba quedan pocos de su clase, más o menos 10. En la habana los ejemplares de mas confort pueden ser contratados a través de esta agencia “Rent Classic Car”. Usted podrá disfrutar de un paseo cargado de historia y saber que se siente experimentar un Clásico Modelo Ford A mientras se fuma un puro cubano.